SEGURIDAD ALIMENTARIA

El 13 de diciembre de 2014 entró en vigor el Nuevo Reglamento sobre Información y Etiquetado de Alimentos, que conlleva importantes mejoras para los consumidores y la obligación de informar que tienen los operadores alimentarios a sus clientes.

El objetivo de la norma europea es asegurar que los consumidores tomen decisiones con conocimiento de causa y utilicen los alimentos de forma segura, teniendo en cuenta consideraciones sanitarias, económicas, medioambientales, sociales y éticas, a la vez que contribuir a lograr un alto nivel de protección de los consumidores. La libre circulación de alimentos seguros y saludables es un aspecto esencial del mercado interior y contribuye significativamente a la salud y el bienestar de los ciudadanos, así como a sus intereses sociales y económicos, según recoge el propio reglamento.